sincomentarios.net
Decidir-ho tot... demana poder fer tot allò que decidim: ser Estat
17 Dec 2014

Sense eines i recursos, més petit és el marge, varietat, extensió i profunditat de les polítiques aplicables i aplicades, condicionat per la manca d'eines polítiques i jurídiques necessàries, la limitada capacitat de decisió i operativa per dur-les a terme, així com dels recursos propis que aquestes requereixen.

Podem fer les consultes que vulguem -federalistes i indiferents en general, i @herrerajoan en particular-, però tenint totes les competències i els recursos propis per exercir-les plenament. Perquè, quin sentit té aleshores decidir-ho TOT i sobre TOT? Primer hauràs de PODER decidir-ho tot, PODER FER tot allò que decidim; no només opinar estèrilment, doncs sense aplicació práctica ni finançament per fer-ho, la teua incidència i capacitat per fer polítiques específiques amb incidència sobre la realitat és ben escassa.

Amb recursos, capacitat de decisió i eines es poden fer veritables polítiques d'esquerres. Complicat sense. Amb crisi, dèficit, espoli, deute, i un Estat en contra...

El color del govern i la correlació de forces és modificable (per això hi ha eleccions); però el grau d'autogovern condiciona l'exercici de mateix, tant el signe com el resultat pràctic. Es tracta doncs de canviar les condicions prèvies i estructurals per realment poder fer efectives polítiques d'esquerres. Més amples i importants. Parlem de calers, però també de com i què fem amb ells; de normes, capacitat legislativa, de progressivitat impositiva, determinats tributs directes, ajuts socials, subsidis d'atur, pensions... com també drets socials, pobresa energètica, poder legislar sobre avortament, eutanàsia, prostitució, horaris comercials, medi ambient, infraestructures (realment) productives i generadores d'ocupació, sistema educatiu, sanitat universal, control de ports i aeroports (llavors sí, com a hub internacional), tenir representació, veu i vot (propi) als organismes internacionals... el que sia, sota el nostre propi criteri. Ser Estat. Governar-nos amb els nostres recursos i decisions, el criteri de TOTS, independentistes o no.

( I aquí vull esmentar la necessitat de fer explícit i partícep a tothom d'aquest procés constituent. Per a que tingui lloc. Per a que hi compti amb tothom en la seua elaboració, constitució -amb majúscules i minúscules- i govern.)

La independència és requisit, condició necessària; però no suficient: com ens governem a nosaltres mateixos ja serà mèrit. I responsabilitat. Tota, ja no valdran excuses. No com ara que està diluïda i limitada, pot resulta excusable amb motiu, o excusada sense (com molts cops ha succeït).


A Cat es parla i s'ESTÀ fent política d'un temps ençà. A tots nivells. Alta política, d'Estat, de país, amb majúscules i minúscules, municipal, parlamentària i extraparlamentària, de base, de pacte, de coalició, desobediència, reivindicació, confrontant legalitat i legitimitat, desitjos legítims i tossuda realitat, de canvi i ruptura, protesta i mobilització social permanent... on els protagonistes principals som tu i jo. Individus (més que massa), ara sí: amb rellevància, significació i importància col·lectiva.

En diuen empoderament. Farien bé de fixar-s'hi els actors polítics i la societat espanyola, més que restar estupefactes davant "l'espectacle" que estem donant... Perquè arribarà el seu procés. No posin traves al nostre; això sí que no els hi perdonaríem mai.

Evidentment confio (tant com es pot sense esdevenir ingenu) molt més en el sistema polític català (millorable com qualsevol altre, d'entrada disposant de les estructures pròpies de qualsevol Estat) que en l'espanyol, o en una cohabitació entre ambdós. Encaix, en deien, que no ha sigut mai acceptable, sinó totalment inacceptable; que no és acceptat, vol ser-ho, pretén fer-ho ni tampoc podria, com per preferir-ho a una República Catalana. Creada des de zero, sense herències antidemocràtiques, castes, ni vicis adquirits.

Federalisme... Per què?? Des de la independència el què convingui. D'igual a igual. No volem això per nosaltres mateixos?, i tantes coses ho impedeixen...

Ho vec hi visc com un triomf de l'individualisme, en el bon sentit. Global. Massiu, de reivindicació. Autoafirmació a la vegada. Sense negar l'altre. No s'imposa a ningú ser catalans o deixar de ser espanyols, sinó que ens deixin ser catalans. I CIUTADANS de la República Catalana si així ho vol la majoria; si aquesta és la voluntat d'autoorganitzar-se i forma de concretar-se a si mateixa políticament, més enllà del sentiment nacional de cadascú.

No és una qüestió nacionalista o identitària. Sinó de ciutadania, autosuficiència i eficiència; Qui encara no hagi entès això, no entendrà res de tot plegat.

I ara pertanyem al constructo anomenat Espanya imposadament. Per la força de les armes. Ho van signar amb lletres d'or a una Constitució redactada sota la supervisió (sinó al dictat) dels poders fàctics i militars espanyols. I ens impedeixen deixar de ser-ho, decidir com volem organitzar-nos, sota l'amenaça de la força feta llei imposada per la mateixa. Venuda i disfressada per carnestoltes com a democràcia. Com si la Constitució espanyola fos prèvia i superior a aquesta, i només amb ella i en ella pogués donar-se.

Espanyols, i ciutadans d'un Estat fallit, ineficient, inoperant i discriminatori, precisament amb els que més aportem. Cadascú la nacionalitat que vulgui i sentiments que senti. Però amb tots els recursos i la capacitat operativa i decisió plena sobre ells... Qui es negaria pas a això, que ni imposa, ni resta, ni treu, suma, respecta la identitat de cadascú i resulta més eficient, autosuficient, just, democràtic i SOCIAL?

Jo no.

No es tracta que els polítics de Madrid ens governin bé, es tracta que deixin de governar-nos. Antoni Rovira i Virgili.

Els catalans portem 300 anys fent l'imbècil. No hem de deixar de ser catalans, hem de deixar de fer l'imbècil. Joan Sales



enlace permanente 17 Dec 2014 por Alfred

L'espectacle polític dins la política de l'espectacle
15 Dec 2014

L'actual mediatització del debat (he dit debat?) polític comporta la seva frivolització i superficialitat: buscar la simpatia, promoure fòbies, despertar fílies; atrapar espectadors, fans incondicionals i audiència, més que votants conscients i informats. Funcionar a cop d'audímetres, aplaudímetres... La política a Espanya es mou en base a late night shows de dissabte. Una successió de micromítings populistes cercant l'aplaudiment fàcil.

Tal com t'han posat artificiosament a la palestra i has pujat en expectativa, t'atacaran quan no els hi proporcionis audiència. O per a què els hi continuïs donant... Gratuïtament? Ho dubto molt; altra cosa és que paguis a posteriori pels favors rebuts, aquesta submissió als grans grups de poder i els seus mitjans, l'extensió en HD de l'únic que hi ha.

Que parlin de tu, encara que sigui bé. Parlar més del què diuen d'un i desacreditar a l'altre més que del propi projecte i discurs, i del de l'altre. Evitar parlar en excés, a fons i clarament; estratègies ad hoc per a tàrgets específics, al cap i a la fi som quota de pantalla, aquí dic una cosa allà una altra, on deia realment volia dir; guanyar com sigui, aniquilar l'adversari, reduir l'enemic: l'estratègia perfecta i per la via ràpida.

Falsedat ben assajada, estudiat simulacre. És l'espectacle de la política (espanyola), sotmesa a la política de l'espectacle (que és Espanya). Tractar els ciutadans i votants com a espectadors, vet aquí el problema. Els programes dels partits, literal, els fan a la televisió. Presentadors fent de polítics. I polítics de presentadors, showman's, telepredicadors. Tertulians i opinadors a sou del seu amo que només (re)transmeten missatges aliens, i que d'independents no tenen una merda.

No vull ser tractat com a estúpid. Però resulta còmode prestar-s'hi de bon grat. Cosa que fem a diari. Commodities de saló i bata-manta amb el món a les mans, 5, 10, 21, 32 polsades. I la política espanyola tracta els ciutadans com a estúpids. Inclosos els nouvinguts i referents de moda actuals, conseqüència i símptoma a la vegada dels mecanismes de poder, evidentment mediàtics. La nova política no pot ser una qüestió merament estètica o limitada a les formes, foc fatu i d'encenalls. Perquè el com afecta al què, com hagis assolit el poder i arribat als teus objectius comporta, implica necessàriament determinades carències, hipoteques, connivències i favors a tornar. Ep!, a no ser que el poder en si mateix sigui l'objectiu, al preu que sigui i independentment del cost que això representi, per exemple: allunyar-te dels teus postulats, de la teua intenció inicial i bons propòsits, d'esdevenir veritablement representatius.

Jibarització de la política. Això és la política actual, els mitjans de comunicació en general i en particular, la televisió política, la política televisiva a Espanya. Que podria servir a Baudrillard com el millor exemple de la societat de l'espectacle al qual assistim embadalits; mal exemple, on qualsevol fet, i els fets polítics no en són pas aliens, devenen objectes de propaganda i consum, més enllà de la seua dosi de veracitat. Et compro el discurs!, la cultura del simulacre on la forma ho és tot, perquè en el fons no hi ha res, discursos buits, cloc, cloc, només sents el so greu i buit en copsar la realitat.

I aquesta realitat no ens representa, però ens suplanta a base de bé. La broma infinita. La desfilada d'esperpent quotidià i televisada en què s'ha convertit Espanya. Un bucle de mediocritat. Una maleïda rotonda de la que no en pots sortir...


Trenquem a la propera sortida cagant llets.



enlace permanente 15 Dec 2014 por Alfred

En comunitat al ciberespai
Al voltant de la identitat i el simulacre
08 Dec 2014

L'eina i el mitjà no són neutrals ni innocus, condicionen el missatge, el discurs... i al propi subjecte; no només en la seva expressió i construccions lingüístiques, sinó estructures de pensament, de percepció i relació amb la realitat, i doncs, a les seves actituds i conducta.

Els evidents avantatges d'aquestes eines col·laboratives en xarxa, noves formes i mitjans d'expressió i comunicació socials, comporten vells inconvenients de fons, i en els fins; pels propis continguts, i sobre aquells que els elaboren, consumeixen, comparteixen. I potser no en som prou conscients dels mateixos, d'aquests biaixos i condicionants. Quatre exemples:

Twitter canvia les nostres formes i estructures mentals, obligant a expressar-nos en construccions lingüístiques d'extensió determinada. En un context particular amb jocs de paraules i expressions pròpies, girs, paratextos, ironies, sobreentesos... i fins i tot caràcter. Com assenyala Pascual Serrano ("La comunicación jibarizada. Cómo la tecnología ha cambiado nuestras mentes", Ed. Península, 2013), la reducció de la qualitat de la informació associada a la velocitat de les tecnologies està produint nous fenòmens com la tuiterització de la forma d'expressió, es redueixen els continguts, les formes de comunicar-se, es jibaritza el món.

Facebook indueix a l'assentiment, comporta la necessitat d'aprovació i acceptació, dóna lloc a una interacció viciada, constitueix un ambient gregari i contaminat... Ara fa poc, incorpora cridaners i simpàtics sorellets en compartir i comentar continguts, en prémer “m'agrada”, com una màquina escurabutxaques convidant-nos amb les seves llums i melodies a participar-hi.

Google categoritza i indexa, il·lumina els nostres dubtes amb tres planes de resultats -les que hom només mira-. El seu algoritme màgic i serendipitat ens respon condicionant les nostres conclusions, reconduint-nos en un determinat sentit; ara, a més, personalitza els resultats segons el nostre perfil preguntador, tenim una bola màgica amb resultats ad hoc al nostre abast, a la nostra mida. Qui renunciaria pas a emprar tal meravella?

De la web sintàctica a semàntica, de la mera cerca per similitud de paraules o etiquetes a la cerca intel·ligent que permet el tractament d'aquests continguts no únicament com a una simple suma de paraules i signes, sinó com a significats; en funció del seu context, temàtica o ubicació. I el nostre historial, perfil personal i de subjecte "que pregunta".

La Internet en general i el 2.0 en particular han servit al sistema per fer-nos creure que som més lliures, informats, demòcrates, plurals, assemblearis, participatius... Una fal·làcia en tota regla. Paradoxa fins i tot, en poder donar lloc al contrari del pretès, o almenys d'allò que se'ns havia venut.

Els continguts són instantanis, sensacionalistes, emotius, buits. Tot el que no compleix amb aquestes premises és apartat de l'agenda, afegeix Serrano, tant distrets amb la immensa quantitat d'informació que ens arriba, que no es adonem de la superficialitat que incorpora i la jibarització que adopta, influint en la nostra manera de consumir-la i interioritzar-la. Quin és el resultat? Que en desterrem la profundització, perdem la capacitat autònoma de reflexió, d'extreure'n conclusions, i en darrer terme, l'absència d'una mirada crítica dels aconteixements.

Hem incrementat exponencialment tant la quantitat d'informació com la diversitat, ideològica, política, cultural de la mateixa, així com les eines per gestionar-la. Paradoxalment, això fa que personalitzem encara més la nostra visió del món; seleccionem les planes que visitem i limitem allò que llegim a les nostres opinions prèvies, fílies, fòbies, manies i gustos. Ens creem perfils on-line, específics i diferents en funció de l'eina, de followers, friends, cercles, bookmarks, subscripcions, més o menys afins en gustos, ideologia... El que tenim (al mur, plana d'inici, timeline, marcadors) acaba sent l'única realitat que veiem, la nostra visió de la realitat, sense adonar-nos que els altres, per la seua part, cauen en el mateix error: wishful thinking's on es confon realitat (difusa i inabastable) i virtualitat (que ens representa segmentada i parcialment, ens envaeix i suplanta).

Podríem dir així que la virtualitat modifica als subjectes reals, i als seus relats, i doncs, a les maneres de percebre a l'altre, de comunicar-s'hi, d'interactuar. Totes dues facetes són reals, o igual de falses, però ja cap d'elles ens explica per si sola. En certa mida esdevenim fakes de nosaltres mateixos, construïm dia a dia la nostra identitat digital, però també el personatge; en una atmosfera particular, sempre diferent i canviant, viciada potser, no exempta de riscos i condicionada per eines i formats, que no resulten pas neutrals. Ni gratuïts: nosaltres som alhora els consumidors, els consumits i els generadors dels continguts -hi treballem sense cobrar, o pagant amb els mateixos- per a finalitats que se'ns escapen, però també en som el producte. I propaganda allò que hi comentem, compartim, opinem.

Subjectes consumidors i objectes de consum, contingut i continent, producte i comprador, estem participant activament i de bon grat en la nostra cosificació.

On interactuem i el com, en funció de les característiques del mitjà, ens desfigura com miralls deformants. Cadascú constitueix un nosaltres, barreja de presències i formes variades en una sola identitat en conflicte, amb un mateix i de definició vers els altres, de percepció dels demés. I veure's en un mirall trucat acaba modificant no tant sols a aquesta distorsionada visió i reflex, que veuen els altres i on ens mirem -reconeixibles o no-, sinó també a una realitat cada cop més incerta, extensa i difícilment abastable.

Ens convertim doncs, com apunta @odradek1, en màquines generadores d'aquests continguts preformatats, ionkis d'aquesta particular interacció i aprovació, i el canvi de mapa neurològic de relació amb la realitat que això suposa. Esdevenim així aquells commodities que descrivia Humdog al manifest de 1994 Pandora's Vox: On Community In Cyberspace, on reflexiona al voltant dels canvis de percepció -simulacre i realitat-, llenguatges, missatges, rols i estructures mentals que comporten aquests formats i eines.

En fem un resum:

Quan vaig entrar en el ciberespai, vaig creure accedir a un lloc com cap altre i que seria una interacció humana com qualsevol altra. Em vaig equivocar pensant així, va ser un terrible error.

El ciberespai és la manifestació més pura de la massa tal com Jean Baudrillard la va descriure, un forat negre que absorbeix energia i personalitat, i després recrea i representa com a espectacle, davant el qual restem embadalits, estupefactes. Preferim simulacres a la realitat, els quals exerceixen un enorme poder sobre la cultura. I és aquesta tensió, que informa tots els debats sobre allò real i no-real, la que infecta el ciberespai pel que fa a la identitat, la relació, el sexe, el discurs i la comunitat.

Està de moda suggerir que el ciberespai és una espècie d'illa paradisíaca on la gent és lliure per gaudir i expressar la seva individualitat. Algunes persones escriuen sobre el ciberespai com si es tractés d'una utopia dels 60'. En realitat, això no és cert. He vist molta gent escopir els seus sentiments, les seves emocions on-line, fins i tot jo ho vaig fer fins que vaig començar a adonar-me que m'havia cosificat, mercantilitzat a mi mateix sense obtenir cap benefici de la venda de la meva ànima. Cosificar-se vol dir que alguna cosa es converteix en producte amb un valor econòmic... Jo havia convertit els meus propis pensaments en mercaderies que pertanyien als propietaris de les empreses dels llocs on postejava. Després, aquesta mercaderia era revenuda com a entreteniment a altres ens consumidors.

La comunitat electrònica és una empresa comercial que enllaça perfectament amb la tendència creixent cap a la deshumanització de la nostra societat: vol mercantilitzar la interacció humana, gaudir de l'espectacle sense importar el cost humà.

Per si fos poc, totes les meves paraules, opinions i continguts generats es van fer immortals per mitjà de backups i còpies de seguretat on-line, deixant un rastre permanent; a més: mantenint una il·lusió de fugacitat. I pitjor encara, estava sotmetent-me a la possibilitat d'escrutini per part de certa gent prou amigable com l'FBI: que poden i han descarregat gairebé tot el que els ha donat la real gana. La realitat és que el ciberespai és una eina cada vegada més eficient de vigilància amb la qual la gent té una relació voluntària, prestant-s'hi de bon grat.

Tornant a Baudrillard, la socialització es mesura d'acord a la quantitat d'exposició a la informació, en concret, l'exposició en els mitjans de comunicació. La participació en la fragmentació, micro-grups que es dediquen principalment en els diàlegs autocomplaents; en altres paraules, la majoria de les persones estan a l'aguait; i els que publiquen, ho fan satisfets de si mateixos.

( El que Dieter Frey anomena "dissonància cognitiva dels grups", segons la qual aquests són menys permeables al dubte, la discrepància i els arguments contraris com més gran és el seu nombre de membres, donant per vàlides aquelles conclusions agradables per a aquests més enllà de la seva veracitat o grau de certesa. I per a més Inri amb major convicció (autojustificació, estretor de mires, tancament de ment) i dissolució de responsabilitats a grandària superior. )

El cor del problema del ciberespai: el desig d'invertir el simulacre amb el pes de la realitat.

Cada vegada més, el consum és micro-administrat, i l'anomenada comunitat electrònica pot ser vista com una mena de micro-comercialització social a una seleccionada auto-elit. Podem parlar d'una comunitat de signes, empaquetats vistosament, categoritzats i inventariats, llestos per al consum, que nega la possibilitat de la relació humana. No m'agrada i em resisteixo a això.

Moltes vegades al ciberespai, em va semblar necessari dir que jo era humà. Una vegada, em van dir que jo existia principalment com una veu al cap d'algú. Sovint necessito contemplar la meva escriptura a mà en paper, veure'm en fotografia o escoltar una conversa telefònica per confirmar la humanitat de la meva veu, doncs aquesta és la manera en què sóc.



Entrevista a Pascual Serrano: La comunicación jibarizada

Documentals d'Adam Curtis:

All Watched Over by Machines of Loving Grace: 1a part | 2a part | 3a part
The Century of Self: 1a part | 2a part | 3a part | 4a part
The Trap - What happened to our dreams of freedom: 1a part | 2a part | 3a part
The Power of Nightmares: 1a part | 2a part | 3a part
 

enlace permanente 08 Dec 2014 por Alfred

Mi círculo de amigos catalanes de Podemos (y yo)
14 Nov 2014

Que quede claro: no se trata de ningún sesudo análisis ni estadística concluyente. Simplemente algunos rasgos distintivos que he podido identificar a partir del diálogo y la observación personal y cotidiana de mi círculo de amistades. Otros tendrán el suyo con diferentes características. Espero que nadie se sienta ofendido, ni por lo que digo ni por no responder, dado el caso, al mismo.

Podría abrir con un "mayoritariamente" cada apartado, pero hecha la precisión inicial, creo no resulta necesario. Allá vamos.

Castellanoparlantes. Como yo. Aunque algunos, ambos podamos usar principalmente el catalán, no suelo cambiar al castellano salvo que mi interlocutor no me entienda. Y menos hacerlo por norma. No por militancia sino por normalidad. Entenc el castellà perfectament, gràcies, poden continuar parlant-me com vulguin que jo faig el propi.

Favorables a la autodeterminación. Como yo. Aunque suelan decirlo con la boca pequeña y yo lo grite ante mi ayuntamiento. Aunque no lo digan si no son preguntados por ello, y aun así les cueste y genere conflictos y contradicciones. Aunque no muevan un dedo por ello y yo me desplace a Riudoms a defender ese derecho. Favorables al derecho pero no a su ejercicio -¿Para qué lo queremos entonces?, y ¿dónde queda la democracia real y participativa?-. Ni puede que lo ejerciten dado el caso. Yo lo espero como agua de mayo. Sea en 9 de noviembre o el 25 de enero. Las veces que hagan falta y de la manera que sea.

Catalanes. Como yo. Aunque mi marco mental y político deseable sea diferente del suyo. Quiero tener otro marco, propio y mejor, ellos mejorar el mismo de siempre. No estoy diciendo en ningún caso que el mío sea mejor que el suyo. Simplemente es otro. Y considero más probable el mío y a la larga provechoso aunque ambos busquemos lo mismo: la felicidad individual y colectiva.

No nacionalistas. Yo tampoco. Aunque podamos coincidir en que Cataluña sea, es una nación, yo creo que lo mejor es que ésta disponga de Estado propio, dado que el actual ni tan siquiera ha reconocido eso, tan simple y evidente. No lo ha hecho en 300 años, no tengo por qué creer que va a hacerlo ahora cuando incluso todos los síntomas van en sentido contrario. Ellos no lo consideran prioritario ni tal vez necesario, aunque ante la disyuntiva puedan, espero y deseo, optar por ello (todo apunta a que no). Yo lo considero perentorio y urgente.

Antipujolistas. Como yo. Lo era entonces, hace ya 25 años cuando el español del año era regionalista, lo sigo siendo por independentista que éste pueda declararse ahora. No obstante suelen recurrir constantemente al reductio ad Pujol en las discusiones como argumento de no sé qué.

Republicanos. Como yo. Aunque también antiborbónico.

De izquierdas. Aunque me considere libertario.

Internacionalistas. Aunque para mi no sea imprescindible tener que ser español para ello, ni ello me impida querer dejar de serlo o disponer de otra ciudadanía (nacionalidad: allá cada cual con la suya). Incluso todo lo contrario: creo lo favorece en la medida en que los pueblos decidan democráticamente su propio destino, estatus y libre asociación con el resto de pueblos del mundo. Y entre iguales.

Tienen TV1 en el uno y TV3 en el tres. Yo TV3 en el uno, y TV1 no me acuerdo. La Sexta, Cuatro, Público, Wyoming y Jordi Évole, al que veneran, son sus principales referentes de opinión y fuentes de información. Las mías, además y principalmente Vilaweb, Ara, TV3, La Directa, El Crític, Contrastant, Jordi Graupera, Antonio Baños, Ramón Cotarelo, Bernat Dedéu, Roger Palà, Quim Monzó, Manuel Delgado, etc.

Unionistas, y votarán a un partido no independentista (aunque alguno/a pueda serlo; más bien pocos según encuestas). Jamás he votado a ningún partido o candidatura que no sea de obediencia estrictamente catalana y declaradamente independentista (ojo: no a cualquiera). No lo haré ahora precisamente ante las elecciones más trascendentes de la historia de Cataluña, y las votaciones concretas que necesariamente van a producirse, sin conocer previa y exactamente la posición, global, y de todos y cada uno de sus representantes, nuestros delegados parlamentarios en definitiva. Y aquí está el problema y controversia con el Podemos catalán, el hecho de tener que expresar la voluntad popular vía elecciones plebiscitarias en lugar de mediante referéndum vinculante. No porque no queramos, sino porque no nos dejan otra opción.

Un inciso sobre dos aspectos frecuentes en que acaba desembocando cualquier discusión: La competición del “y tú más” relativa a la corrupción y el gobierno en una futuro Estado catalán.

En el primer caso no debería ser ningún argumento, a favor ni en contra. No obstante considero más factible, provechosa y con expectativas de mejora a una ruptura (la secesión implica necesariamente un proceso constituyente) que una reforma a la hora de combatir una corrupción, sistémica y heredada por dichas estructuras de poder. No sólo es la casta, como repiten hasta la saciedad, sino y principalmente el marco que la ampara, consiente e incluso favorece, con total impunidad, y sus instituciones a juego. Jefatura de Estado, Justicia, no independencia judicial, no separación de poderes, no laicidad, sumisión a grandes grupos bancarios, energéticos, económicos, religiosos, de comunicación. Connivencias pornográficas y omertás sangrantes, profundas, estructurales.

El segundo aspecto es el de utilizar el hipotético futuro gobierno de una República catalana como pretexto para oponerse a la misma. Será lo mismo... Con esos a ningún lado... Para que gobierne la derecha... Perdonen pero eso lo decidiremos entre todos, como en cualquier país. Quiero decir, tampoco me resulta un argumento válido a la hora de decidir. Y si lo fuera, sólo hace falta visualizar sendos arcos parlamentarios. La composición futura del Parlament y sus actuaciones están por ver. La del Parlamento llevamos observándola y sufriendo hace ya muchos años.

Si tenemos frecuentemente esa discusión, y ésta se expresa en dichos términos, ¿no están indirectamente posicionándose? Yo juraría que sí, por mucho que se pretenda y aparente indiferencia o neutralidad al respecto.

¿Debemos por otra parte esperar a un Parlamento español favorable a un referéndum vinculante exclusivamente en Cataluña en lugar de recurrir a unas elecciones plebiscitarias? Pues estamos apañados si queriendo ser soberanos y autogobernarnos dependemos de las complicidades de turno para llegar a ello.



En definitiva... ¿Por qué pensando de formas tan similares somos tan diferentes? Pues simple y llanamente porque nuestro diagnóstico, análisis, óptica, formación, medios, referentes, información, lenguaje, deseos, sentimientos, expectativas y soluciones presentan ámbitos distintos y contemplan escenarios incompatibles (aunque podían haber sido complementarios).

Lo curioso es que precisamente siendo tan diferentes, lo sustancial radique en un ligero matiz: el país.

Si realmente tanto os da uno que otro, hagamos uno nuevo ya puestos. Porque es más fácil, higiénico y mejor, desde cero. Sin lastres, estructuras de poder, castas ni herencias antidemocráticas.

Porque Podemos, tenemos todo el derecho del mundo y, además, así lo queramos.

Yo al menos sí.


PD: Y me pregunto, ¿Qué hace decantar a mi círculo de amistades catalanas de Podemos por esa opción, sin tener programa específico, a duras penas general, para nada territorial, caras visibles "autóctonas" de su franquicia del nordeste, con una organización centralizada y personal, sino presidencialista... existiendo por ejemplo Candidatures d'Unitat Popular de experiencia contrastada, solidez de discurso y coherencia con su acción política, pulcritud y radicalidad democrática, construída día a día sin más apoyo que su trabajo y voluntariedad personal, no artificial y mediáticamente sino a través de una trayectoria de base continuada, tanto dentro como fuera de los consistorios como con los diferentes movimientos sociales?

Era retórico. No hace falta que respondáis. Pero preguntároslo no estaría de más.



"¿Qué eres? ¿Republicano o borbónico?", por Antonio Baños.
La política catalana i l’ombra inquietant de Podem, per Roger Palà.
Manuel Delgado: 'Podem podria ser el principal obstacle de procés sobiranista'.
Quina influència tindrà Podem en el procés sobiranista català?, per Josep Casulleras Nualart.
Una consulta antidemocrática, de Carlos Jiménez Villarejo.
Podemos: más democracia, nuevo tablero, de Gemma Usabart e Iñigo Errejón.
El silencio de Podemos sobre el 9N, El País
"Queremos acabar con la ‘hipsterización’ de la cultura", con Germán Cano y Jorge Lago.


enlace permanente 14 Nov 2014 por Alfred

Marat-Sade, revolució personal, involució col·lectiva
26 Oct 2014

"Mi manera de pensar, decís, no puede ser aprobada. ¡Pues, qué me importa! ¡Bastante loco es quien adopta una manera de pensar como la de los demás! Mi manera de pensar es el fruto de mis reflexiones; está implicada en mi existencia, en mi organización. No soy dueño de cambiarla; y aunque pudiera no lo haría. Esa manera de pensar que vos censuráis es el único consuelo de mi vida; alivia mis penas en prisión, constituye todos mis placeres en el mundo y la quiero más que a mi vida. No es en absoluto mi manera de pensar la que ha hecho mi desgracia; es la de los otros".

D.A.F. Sade, Carta a Mme. de Sade, 1783


Interessant la reflexió filosòfica i trajectòria política i personal de Sade, si és que són destriables. Revolució col·lectiva vs. individual. Per això al sanatori psiquiàtric de Charenton escollí dirigir i representar amb els interns (altrament dits bojos, com suposadament ell mateix) precisament la vida i mort d'en Marat. Peter Weiss escriví una obra de teatre, influenciat per Artaud ("El teatre i el seu doble", un altre d'aquells bojos lúcids i meravellosos) i en Bretch, i en feu una pel·lícula: "La persecució i assassinat de Jean-Paul Marat representada pel grup teatral de la casa de salut mental de Charenton sota la direcció del Marqués de Sade". Resumint: Marat/Sade (1967).



Teatre dins el teatre, representació dins una representació, també la vida, "filosofia" i obra de Sade és d'allò més interessant, com unes nines russes. Ja esteu malpensant... Però la veritat és que la seua obra dóna per a palla. Literalment, si som un poc marranos, i en tots els sentits, en el sentit i reflexió "filosòfica". Llibertí com a conseqüència de ser llibertarí. Amoral, més que com a "filosofia natural" en oposició a la moral, per evidenciar la seua falsedat i arbitrarietat. Com una ética malaltissa i perversa per fer patent que cap revolució col·lectiva és possible sense una de personal, individual, alliberadora de la moral, aquella "debilitat del cervell", que en deia Nietzsche. Aquella oposició i superació de la dicotomia massa-individu, condemnada però al fracàs. Doncs res diu de l'aroma d'una rosa l'opinió en determinat sentit, el parer positiu de la majoria de la gent. Norma i anomalia, no són qüestions democràtiques. I com no, de la religió: el seu breu i furibund "Diàleg entre un sacerdot i un moribund" constitueix un dels texts més commovedors, divertits, lúcids i de referència de l'ateisme.

¡Pues el concepto de la nada, mi querido amigo! Es a idea nunca me ha atemorizado; la encuentro consoladora y simple. Todas las demás respuestas son obra del orgullo, mientras que la mía es el producto de la razón. En todo caso, la nada no es ni espantosa ni absoluta. ¿Acaso no es el interminable proceso natural de generación y regeneración evidente a mis ojos? Nada perece, nada en este mundo es destruido. Hoy hombre, mañana gusano, el día siguiente mosca. ¿Qué es esto sino vida eterna? ¿Y por qué crees que debo ser recompensado por virtudes que no poseo por mérito propio y castigado por actos criminales sobre los que no tengo control ? ¿Cómo puedes conciliar la bondad de tu supuesto Dios con este principio? ¿Puede Él haberme creado tan solo para disfrutar castigándome... y castigarme por elegir equivocadamen te al tiempo que me niega la libertad de elegir bien?


O dit d'una altra manera, com reclamava al seu opuscle: "Francesos, un esforç més si voleu ser republicans!" . Empresonat per la República, com ja ho fou al seu moment sota la monarquia, el sospitós habitual Sade fou carn de presidi i sanatori al llarg de la seua vida. Memorable i paradoxal la seua oposició a ultrança de la pena de mort en qualsevol règim, en algú que sembrava de cadàvers i crims els seus textes. O aquell Sade desprovist per manament judicial de paper i qualsevol estri per escriure les seues insensates i indecents obres, empescant-se-les per reflectir i difondre on fos el seu pensament. O el que llençava des de les finestres del calabós pamflets (en forma d'avió?) on informava al poble que allà es torturava als presos i incitava a la revolució.

Perquè, n'hi ha hagut veritablement cap de rellevant des del punt de vista individual i global, fruit, a causa, independenment o malgrat, d'una de col·lectiva?

Perpetuum mobile, la revolució serà permanent, o no serà. I comença i lamentablement acaba en un mateix. Per un mateix. Amb un mateix.

"Ser un humano es estrictamente buscar, en la soledad disfrazada de comunidad libertina, ese mínimo instante de placer orgulloso... Para Sade la soledad, la incomunicación, el egoísmo original, el orden arbitrario y la supremacía del poder absurdo constituye la única realidad de la vida. En definitiva, la bondad no existe o -todavía peor- constituye un prejuicio. Ese descubrimiento no puede ser más que perturbador. Por ello una filosofía política debe empezar estableciendo las condiciones que hagan posible una comunidad en que Sade no pueda tener razón y donde los ideales ilustrados no parezcan ingenuos. Ese es, estrictamente, el reto. "




Algunes pel·lícules i documentals sobre la seva vida o inspirades en Sade:

"Marquis", Henri Xhonneux & Roland Topor (1989).
"Quills", Philip Kaufman (2000).
"Saló o los 120 días de Sodoma", Pier Paolo Pasolini (1975).
"La Vie Secrete du Marquis de Sade", FranceTV.


enlace permanente 26 Oct 2014 por Alfred

Sí: otro artículo más sobre el maldito 2.0.
14 Jul 2012

Como bien decía Gustavo Bueno, "100 individuos, que por separado pueden constituir un conjunto distributivo de 100 sabios, cuando se reúnen pueden formar un conjunto atributivo compuesto por un único idiota". Pues Arto Lindsey sabido es, el ornitorrinco fue el animal resultante cuando Dios decidió crear un animal mediante comité. O dudo que un grupo de expertos aprobase un simple psicotécnico. Cuidado con la inteligencia colectiva. "Hay que pensar más" (@ESPcatolicos), pero no entre todos. La verdad no es una cuestión democrática.

"Disonancia cognitiva de los grupos" (Dieter Frey), según la cual estos son menos permeables a la duda, la discrepancia y los argumentos contrarios cuanto mayor es su número de miembros, dando por válidas aquellas conclusiones agradables para estos más allá de su veracidad o grado de certeza. Y para mas Inri con mayor convicción (autojustificación, estrechez de miras, cerrazón de mente) y disolución de responsabilidades a tamaño superior.

El genio necesariamente tiene que ser un individuo... singular sin duda, sin lugar a dudas...

Pero vamos allá...



Instagram: red social a la par que aplicación gratuita (sólo faltaría) cuya perversa finalidad es convertir las fotos malas en presuntamente interesantes, retocándolas hasta parecer prefabricadamente espontáneas, premeditadamente casuales y/o simplemente peores de lo que ya eran como si fuera fruto del azar, de una càmara pésima, un carrete digital semivelado o de nuestra evidente y explícita (recordemos: utilizamos Instagram) falta de destreza y gusto realizando instantáneas.

Añadir defectos a los ya existentes en una foto pretendiendo mejorarla. Cuando todo el mundo suma que dos errores no saben a un acierto.

Pinterest: Corcho virtual con mis cositicas, carpeta de adolescente ya entrado en edad, dónde sus usuarios, careciendo de la más mínima verguenza, exponen públicamente y coleccionan intereses que no interesan a nadie, pese a que el interés último es resultar interesante mostrando presuntos intereses que creemos resultarán de interés para el resto de usuarios, únicamente interesados en su propio e interesante perfil. Red social sumamente interesante, por su mera existencia y notable éxito más que por si misma. No me interesa, añado.

Linkedin, Orkut: Redes sociales inauditas, cuya finalidad última no es la práctica de sexo compartido sinó la busqueda de contactos, sin connotaciones sexuales, y trabajo. Ingenuos.

Twitter: Inmensa colección de ocurrencias en tiempo real y chistes cortos que perecen a los pocos minutos, olvidados en algún servidor que se parte la caja. Al menos con Warhol teníamos la oportunidad de 15 minutos de trending topic.

Concurso, a ver quién la dice más gorda, ancha y peluda. Contexto en si mismo: O atrévete a postear en facebook lo que sueltas o lees en twitter (valiente). Plátanos para los monos y perlitas para los cerdos.

El tuit perfecto: (es)coja el tema de actualidad que en particular mas rabia le dé (o sea TT: mayor mercado). Busque algún elemento, matiz, cuestión, grupo étnico, religioso, cultural, deportivo, político o simplemente persona susceptible de burla. Todo el mundo en una mala tarde en definitiva. Algún elemento sexual, inmoral, racista o mortal no estaría de más; qué menos: algún juego de palabras o letras intercambiadas. Coja el asunto por los pelos y arrástrelo por los suelos. Gírelo cual calcetín (ironía) o simplemente estírelo (sátira, sarcasmo), pero no demasiado, ya sabe: 140 carácteres.

Haga sangre, leña del árbol caído, hurge en la herida, empuje lo que está cayendo. Y dele al tweet ya, enviado, acompañado de una risa macabra de autosatisfacción. Jojojo más que jejeje. Si fuma puros es el momento de inspirar bien hondo, fuuuuu, y soplar bien alto el humo. Espere RT sentado (cómo no, o incluso estirado). Si no tiene excesiva dignidad suplique RT a alguien con miles de seguidores. @QuimMonzo mismo. Si ya no tiene dignidad o su tuit es previsible, haga lo propio con @iescolar.

Porqué ya sabe, para bien o para mal, lo importante es que RT a un@. Y a triunfar en gayumbos o pijamón. Pero qué grandes somos.

Youtube, Vimeo: Repositorios multimedia que alojan videos de Internet que no contienen pornografía. Porque los hay, amigo.

Facebook: Mostruario. Utopía personal, autoimagen a escasa semejanza y conveniencia de como nos gustaría ser y querríamos que nos viesen. Su éxito es debido a la vanidad de vanidades; a nuestra necesidad ultima de sentirnos diferentes y mejores, cuando todo el mundo sabe que sólo lo soy yo. Pues, ¿para qué viajar si no pueden verlo gráficamente todas nuestras amistades?, ¿viajar, ir a un concierto, incluso leer un libro o intercambiar fluidos con Elena Anaya si no podemos demostarlo gráficamente?, ¿cambiar de estado sinó es para mostrar nuestra completa disponibilidad, predisposición a autoengañarnos de nuevo?, ¿consultar las amistades ajenas sin ninguna intención oculta, sensual y material, más allá de la mera curiosidad?


Corolario: Deberíamos ser conscientes que todo aquello que digamos (twiteemos y posteemos) es suceptible de ser utilizado en nuestra contra. Es más, cualquier periodista, diseñador o humorista (valga la redundancia) puede hacerlo sin citar sus fuentes (ni nosotros cobrar nuestros respectivos y correspondientes derechos). Qué no harán pues nuestro millón de amigos.
enlace permanente 14 Jul 2012 por Alfred

Sonríe o muere (una vez más)
30 Jun 2012

Uno de los mayores desincentivos a la hora de escribir, además de la santa ignorancia, la bendita incultura (y mi extrema vagancia, desidia y hastío) es: leer... leer bien, sobreentiéndanme... Ver sobre blanco aquello que uno desearía haber escrito y cuya lectura nos empuja irremediable y amablemente hacia la cómoda tesitura del silencio, una vez más.

Ya Henry Miller recomendaba (“Los libros en mi vida”) un número (pero) limitado de buenas lecturas a aquellos osados que pretendiesen escribir... para evitar, supongo, entiendo y deduzco, eso mismo: el silencio. El íntimo placer (valga la redundancia) de malbaratarse.

[ Pues nada aplaca tanto al posible y mísero talento como verlo reflejado en otro. Rabia tal vez, alivio siempre. ]

...

Salgo de compras... Cartón de R1, dos papeles de lija, rugosidad 4, reloj de pared nuevo (salto por la ventana el viejo: no hacía los tic tacs a mi ritmo)... y “Sonríe o muere. La trampa del pensamiento positivo”, Barbara Ehrenreich, Turner Libros.



Mi librera de la Caselles, que siempre se espera lo peor, me comenta que su hijo de 11 años no es que sea depresivo, ¿eh?, es que tiene otra manera de ver la vida, oye: que siempre le dice que la gente no es feliz, sino que disimula muy bien... Le respondo que nos vemos algún día en los columpios y la hablamos.

Calle Mayor, pienso en el daño que nos ha ocasionado esa discreta imposición, como un bombardeo de baja intensidad, recurso fatuo y falsa necesidad de felicidad, a cualquier precio y en cualquier circunstancia y ocasión. La culpabilización permanente y autoimpostada, acatada y aceptada de buen grado (cómo no) sobre cualquier suceso agradable o desagradable que nos acontece. La dictadura de la alegría (y viva la pepa); esa impostura y obligada predisposición que deviene más angustiosa, desafortunada, frustrante y perniciosa que las propias desgracias que nos toca vivir.

[ Pues nadie tiene lo que se merece; sino lo que le toca... Si te lo propones puedes conseguir lo que quieras campeón!... Los cojones!, y dos huevos duros ]

No se trata de pesimismo, y mucho menos de tristeza,,, sino del derecho a la infelicidad, la tristeza, la rabia, ira, llanto; clamar al cielo (como un perro ladrando al infinito) cuando convenga (a lo que venga), a sabiendas que no habrá remitente y que el único alivio es el propio grito al cielo (léase: la nada). Sordo como una tapia oigan, pero a gustito me quedé. No hay más.

Decía Céline en el Viaje al fin de la noche que tal vez un día sería necesario dormir –para no despertar más- a todos los felices y encantados de la vida... para poder así al día siguiente ser libres para vivir y sentir como quisiéramos. No en el sentido de los quehaceres y del libre albedrío (¿quién fue el estúpido?), sino de sentir a nuestra propia manera. Sin juzgarnos, libres como taxis en el desierto o compresas con alas.

...



De vuelta a casa me encuentro a un tipo IDÉNTICO, de pie, en un portal, al lado de la ferretería de los porches de la Calle Mayor, manos cruzadas en la espalda viendo a la gente desfilar, amunt i avall, a Samuel Beckett... Le pregunto, no desaprovecho la oportunidad, que qué (leches) espera... Me contesta que nada.

Me doy por satisfecho y regreso, dum du dum, aquí estamos. Ya en el zulo.

Y curiosamente, que ni a propósito y sin pretenderlo, ya ves tú, me da de nuevo por escribir. Ese calambre y angustia.

Chorradas, me digo. Una vez más. Salvo que esta vez también las escribo.
enlace permanente 30 Jun 2012 por Alfred

El fin de la Cultura, ¿cual es (o quién y cómo ha sido)?
24 Jun 2012

Elogio de la paciencia (que no lentitud)


La inmediatez, facilidad y universalidad en la producción, distribución y acceso; la celeridad en la formación, elaboración, creación, difusión y consumo; el consumismo de usar y tirar, han contribuido enormemente a una ingente cantidad de productos presuntamente culturales y artísticos... pero a su vez, perjudicado la producción de Calidad, y/o dificultado el encuentro con ella, generando una disolución en un océano de banalidad. Hasta el punto de dudar de su naturaleza, que efectivamente lo sean. O que directamente existan como tales.


Publicamos a todo el mundo instantáneamente, fácilmente y sin esfuerzo; tampoco la suficiente formación, trabajo, tiempo... reflexión. Sobreproducción, hiperdisponibilidad, globalización, “democratización”... Bien, está al alcance de todo el mundo no tan sólo el leer, escuchar y ver, sinó también el escribir, editar, producir, publicar... Eso no quiere decir que todos esos trabajos sean bienes de interés cultural, con una calidad que justifique su existencia más allá de nuestro círculo de allegados y la mera satisfacción onanista. Las nuevas tecnologías y con ellas la “globalización” no ha conllevado una mejora substancial en la calidad de aquello producido, sinó en su banalización y sobreexplotación.


Todo -fuera de su sitio, tan sólo muévalo un poco a la derecha- deviene artístico, cualquier cosa impresa es considerada literatura, "democrática", consumible, de usar y tirar, irrelevante, hágalo usted mismo, "sin atributos" y al alcance de todos; todo cuela y nadie se atreve con ello. Podríamos hablar de muerte por disolución... Baudrillard en "La transparencia del mal" nos describe muy bien ese proceso, ya sea arte, sexo, revolución; ese desplazamiento y dispersión de lo relevante (y escaso) en una marea de intrascendencia.


¿Consumimos más?... más rápido (y peor)


No hay calidad porqué no es necesaria, se nos dice o presupongamos (si no, no nos lo explicamos). No hay obras magnas, monumentos culturales sinó cultura “pop”, en el mal sentido de la palabra, dado se tarda lo mismo en escribirlas que en leerlas. O cuesta tanto llevarlas a cabo que resulta imposible, no rentable (o eso dicen), no asumible por el gran público (así nos consideran y en ello se escudan). Y nos aburrimos, bien pronto; a las diez páginas a otra cosa mariposa. A los cinco capítulos, bah, abandonamos (y probablemente hagamos bien). Escuchamos un trabajo discográfico en tres minutos escogiendo aleatoriamente fragmentos de las canciones que lo componen. La cultura del Fast Forward y el zapping 2.0. Al menos antes podíamos leer (y citar) como máximo las contraportadas de los libros que adornaban nuestras librerías. Y que como todo el mundo sabe han escrito sus propios autores.


Antaño un disco requería esfuerzo y ahorro. Nos solicitaba y accedíamos de buen grado a su completa escucha, a varias escuchas. A valorarlo en si, como un bien preciado más allá de su coste efectivo (tal vez por ello mismo). Actualmente disponemos de cualquier trabajo a nuestra completa disposición. Ni su descarga (ya que tenemos disponibilidad y acceso) es necesaria. Recurrimos al uso indiscriminado del mando a distancia... Al avance rápido, no hay mayor retraso... que la falta de paciencia a la hora de degustar, valorar y apreciar, simplemente acumulamos y “consumimos" -en el mejor de los casos- cultura. A granel.


Y más que consumidores críticos y exigentes, no hemos convertido en coleccionistas fatuos, impacientes, sin criterio propio ni formación suficiente. Discos duros, eso sí. Simplemente capacidad de almacenamiento, que no de proceso.


Pero qué público más tonto tengo. Pues el que te mereces, idiota (por tratarnos como tales)


El buen público (preparado, paciente, formado, receptivo, inteligente)... ¿nace o se hace?... Si le ofrecemos mierda constantemente acabará convertido en cropófago, sin que sea lo que éste haya pedido, desee o merezca. Aquello tan manido de “lo que pide la audiencia” resulta un pretexto a priori para manufacturar Montañas de basura (que cantaban Los Planetas); y que la consiga una justificación a posteriori para seguir aplicando ese criterio: estábamos en lo cierto; fabriquemos mierda que total, se la van a tragar igualmente. Si la tratas como tal, mierda de público acabarás teniendo... lo conseguirás. Un público a tu medida.


Pues no. A mi no me gusta la mierda. Y comerla a diario no me va a hacer cambiar de criterio, de gustos ni de opinión sobre ella.


Prefiero jamón. Y de bellota oigan.


Por una Slow culture


La Cultura con mayúsculas no se hace ni se asimila en cuatro días, con dos cursos de CEAC y por inspiración divina. Y encima te van a llover los duros del cielo. Porqué tu lo vales, mujer, sí hombre.


Pues señores, señoras y otros... Apostar por la calidad también puede ser un negocio, propio, particular... y a su vez una inversión en cultura general.


Para ello hace falta fe y tiempo... tiempo y dinero... y más tiempo para formarse, para elaborar un trabajo previo, largo, sólido, consistente y bien construído... tiempo y dinero para poder llevar a cabo un proyecto serio, desarrollar una historia...


Y hay quién lo ha demostrado, apostando por ello y recogiendo notables resultados. De crítica y público.


Y económicos.


Paciencia... y más paciencia


Paciencia... que conlleva inherente un riesgo como el de trabajar (pongamos como ejemplo a The Wire) en un proyecto largo y difícil de cinco temporadas, de la cual la primera es simplemente una introducción al resto, necesaria para alcanzar un nivel narrativo superior, una complicidad intelectual y emocional con el espectador... Paciencia del público para continuar pese a la dificultad que supone su comprensión y seguimiento, tan avieso de yas, finales, efectos especiales y conclusiones inmediatas y espectaculares; paciencia de los productores para creer en una obra completa, no en temporadas, a ver cuánto lo alargamos, en función del share; paciencia para poder ser todos recompensados: nosotros disfrutando de una obra mayúscula y de calidad inaudita, inédita tal vez; los autores por poder llevarla a cabo; los productores recibiendo aquello tan manido de “éxito de crítica y público”...


Y dineros.


Pues la calidad puede ser rentable. Menos mal. Tal vez haya esperanza, aunque sea mentira. Siempre lo ha sido. Pero queremos mentiras bellas, bien construidas. Que nos emocionen.


Y para ello hacen falta historias. Buenas historias. Y mejor contadas.


Y por el público no se preocupen. Estaremos allí donde nos den calidad. Fuck!.


PLAY


La literatura ya no está en los libros. Ni el cine en los cines... ¿Dónde pues... sinó en (determinadas) series?


Aunque no descubro ni sea nada nuevo, tal vez llevemos años asistiendo al nacimiento de un nuevo género cinematográfico-literario...


El reducto actual de la Literatura y el Cine, limitado a meros recipientes con butacas donde se proyectan imágenes y/o sonidos agrupados habitualmente en 90 minutos para el disfrute familiar (y poco más), se encuentre ahora mismo en determinadas series, con un nivel narrativo excepcional, calidad indiscutible, irrenunciable pese a no ser "productos" -con perdón- fácilmente accesibles. Ya decía Bataille ("La literatura y el mal") que la dificultad de una lectura es una consideración que el escritor tiene respecto a la inteligencia del espectador.


Considerémonos mutuamente y trátennos pues con ese criterio. Que todos saldremos ganando.


Hoy en día no hay nada mejor escrito -Los soprano, The wire, Mad Men, Boardwalk Empire, añadamos Breaking Bad, The killing, Dexter..., por poner algunos de los mejores ejemplos- y digno merecedor de ese título: Literatura, en construir los relatos más elaborados, representativos y logrados de nuestra época... “Novela visual por entregas”, así lo llaman David Simon i Ed Burns, creadores de “The wire”.



"La trama se sustenta sobre un tejido narrativo de enorme complejidad argumental, con múltiples relatos secundarios estrechamente entrecruzados entre sí, a menudo con muchos capítulos de distancia entre unos y otros. El número, variedad y riqueza de escenarios, situaciones y personajes de la serie desborda ampliamente todo lo que está acostumbrado a asimilar el espectador, lo cual demanda un esfuerzo de atención muy superior al habitual, pero al mismo tiempo muy satisfactorio, porque la impresión general que se obtiene después de ver unos cuantos capítulos es que en el mundo narrativo de The Wire palpita una realidad cuya veracidad, intensidad y capacidad de convicción son tan sólidos, asentados y potentes como en la mejor novela realista".


“Una serie antológica: The Wire”, Eduardo Larequi



[ No es de extrañar que David Simon fuera previamente y durante muchos años reportero de sucesos del diario The Baltimore Sun, y Ed Burns, segundo detective de policía y posteriormente profesor en diversas escuelas de la ciudad. O que desarrollasen una mini serie previa, The corner, precuela o embrión de The wire, basada en el libro homónimo del propio Simon ]


McNulty, uno de los personajes principales en la extraordinaria The Wire, desaparece prácticamente una temporada completa. Nos reencontramos con él, casado, con otro estado, a parte del civil, y perspectiva vital...Pero ello no era importante para el desarrollo de la historia, aunque nos mordamos los muñones de ganas por saber qué fue de él y cómo ha sido... nada nos cuentan de ello.


[ Y ese gran, enorme Sobotka, digno de la mejor novela de Dostoievski... ¿Los demonios, las Memorias del subsuelo, El jugador? ]



¿Cómo podemos conseguir que una escena, ni que sea minúscula, ni que carezca de una sola palabra... pueda decirnos tanto y emocionarnos hasta tales extremos... si no es mediante, después de una larga y estructurada historia detrás, un trabajo previo, una minuciosa construcción y evolución de los personajes (y nuestra necesaria atención) ?


[ Com aquellos que pueblan Mad Men, factor determinante de su éxito, ambivalentes y contradictorios, y que, caigan bien o mal, cuestión de gustos y carácter, siempre comprenderemos un poco mejor a medida que evolucionen ante nosotros. Hasta el punto de no juzgarlos. Pues ya los queremos. Como son. ]


PLAY


The killing por su parte constituye un enorme tratado de la tristeza y la soledad, de la misma forma que Boardwalk Empire es una tragedia griega en toda regla... Toda una lástima que unos de los principales personajes decida arrancarse los ojos cual Edipo, empujado por el vacío y la culpa de haber fornicado con su esplendorosa madre y matado a su vejestorio y pedófilo padre ... Pero es más que una tragedia, puesto que puede permitirse el lujo de... ¡¡incluso prescindir de uno de sus personajes principales!!, e ir más allá... No sabemos dónde... y ahí está el quid de la cuestión: queremos ir más allá... que nos lleven.


[ Corroboramos gratamente que esos primeros doce capítulos simplemente eran... ¡una mera introducción!, los primeros actos de una tragedia en construcción, que recompensará con creces nuestra paciencia y comprensivo esfuerzo; ahora ya comprensible, predispuesto y satisfecho con creces ]



No obstante, tal vez el empuje necesario y relevante si maś no, vino de la mano de David Chase y cómo no: HBO, 1999-2007, con Los soprano.


Podríamos remontarnos un tiempo atrás y todo arranque con Berlin Alexanderplatz.... Fassbinder insistió en proyectar seguidas en Cannes las 32 horas de “su película” (basada en la extraordinaria novela de Alfred Döblin)... Entre poco y demasiado... Aunque algunos nos programemos actualmente insanas sesiones similares.



Desde entonces hasta ahora...


... la calidad ha conseguido sobrevivir y salir a flote, ofrecernos un género que recoge lo mejor de la NOVELA -mal llamada- contemporánea, y por otra: lo poco que queda del CINE. Lo mejor o lo único, qué más da. Si bienaventurados somos con ello.


Pero eso ya es otra historia... que esperemos nos puedan contar. Y tú y yo lo veamos.



"El que contempla las cosas con un optimismo un poco miope se felicitará del número nunca sospechado de ilustres ingenios que honran nuestro país, si se fía solamente en la gran cantidad de autores y de títulos que en un momento determinado se apoderan del espacio de una librería y ocupan los espacios de la prensa y los micrófonos de la radio.


Porque si entre lo mucho que se vocea en la feria de las letras, hay algo realmente bueno y de positivo valor, este algo, la mayoría de las veces, queda ahogado y confundido entre lo mediocre y lo malo.


Y esta mediocridad, que apenas nos deja salvar ciertas y auténticas excepciones en el campo de los libros, si pasamos al campo de la prensa y de la radiodifusión, nos la encontraremos tan asidua, tan proliferante, tan insolente y asfixiante que acabaremos aceptándola como normal y natural, acabaremos confesando que los cascarrabias somos nosotros, y que esta envolvente mediocridad es precioso fruto y amable bendición de los tiempos presentes.


La verdad es que la mediocridad se va extendiendo sobre todos los campos y sobre todos los terrenos. La mediocridad es la prolífera cizaña capaz de anular el trigo. Yo creo que el trigo, y el buen trigo, existe entre nosotros, pero el tributo que está pagando a la mediocridad me parece mas que abusivo".


“Mediocridad y confusión”, JM de Sagarra, 05/02/1961, La Vanguardia.



enlace permanente 24 Jun 2012 por Alfred

<< siguiente 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 anterior >>