versió original | versió express | delicatessen | fotolog | twitter | vine | storify | youtube | mail

84 artículos encontrados

diccionario sin comentarios: la familia (bien, gracias)
diccionario sin comentarios: el asco (o de malos humos, y otros humores)
diccionario sin comentarios: pose por fuera y blando por dentro, ¿qué es?... el Jevimetal (y II)
diccionario sin comentarios: pose por fuera y blando por dentro, ¿qué es?... el Jevimetal (I)
diccionario sin comentarios: Single vs. Soltero
(esquema práctico, funcional y a doble columna)

diccionario sin comentarios: la noche no es hermosa
diccionario sin comentarios: todo es un anuncio (sin interrupción ni breves pausas)
diccionario sin comentarios: publicidad (somos todos)
diccionario sincomentarios XXVI. efeméride (lo será tu padre)
diccionario sincomentarios XXV.b la cita, o ¿quedamos, dónde vamos, dónde iremos... a parar? Casos prácticos
diccionario sincomentarios XXV. la cita, o ¿dónde iremos (a parar)?
(manual para paquetes, petardos y otros enseres domésticos)

diccionario sin comentarios. XXIII. la gestión de un abrazo
diccionario sin comentarios XXV.b. decálogo contra una autodestrucción sentimental... o para no ¿o sí? acabar ¿estando, de fin, de acabar de estar? contigo ¿conmigo, con ella, sin mi? de una vez por todas
diccionario sin comentarios XXV.a. decálogo contra una autodestrucción sentimental (o para la supervivencia del individuo –como tal-)
diccionario sin comentarios. XXIV.b. Birth, school, work, death
diccionario sin comentarios. XXIV.a. Birth, school, work, death
diccionario sin comentarios. XXII. Son ilusioneeeee...
diccionario sincomentarios. XXI.c: la inteligencia es una tontería
diccionario sincomentarios. XXI.b: pensamiento lateral (y preferiblemente sentado)
diccionario sincomentarios. XXI.a: el cerebro (y otros vecinos)
diccionario sin comentarios. XX.b: insolacióoon, in... solacióoon...
diccionario sin comentarios. XX.a: insolacióoon, in... solacióoon...
diccionario sin comentarios. XIX.b. lo imposible es probable (y además pasará)
diccionario sin comentarios. XIX.a. lo imposible es probable (y además pasará)
Diccionario sin comentarios XVIII. orgullo y prejuicio
diccionario sin comentarios. XVII (y II). la seriedad tiene su gracia
diccionario sin comentarios. XVII (I). el humor es algo muy serio
diccionario sin comentarios. XVII: qué hacen las palabras sino frases (mal) hechas
diccionario sin comentarios. XVI: la belleza, la diferencia y el error, el horror....
diccionario sin comentarios. XV: de comprometidas promesas, prometidos y compromisos
diccionario sin comentarios: Leyes informáticas de murphy (a nivel de usuario retrasado). III
diccionario sin comentarios: leyes informáticas de murphy (a nivel de usuario retrasado). II
diccionario sin comentarios: leyes informáticas de murphy (a nivel de usuario retrasado). I
diccionario sin comentarios. XIII: profesiones (liberales) de hoy en día
diccionario sin comentarios. XIV: de malos hábitos, buenas costumbres (y mejores vicios)
diccionario sin comentarios. XII.b: los reyes no existen (ni deberían hacerlo)
diccionario sin comentarios. XII.a: la blanca navidad (me pone negro)
diccionario sin comentarios: criterio (lo tenemos todos)
diccionario sin comentarios: la idea de un dolor
diccionario sin comentarios. XI.c: zum zum.... zumzum.... zumzumzum zum... ¿y la música?
diccionario sin comentarios. XI.b: zum zum.... zumzum.... zumzumzum zum... ¿y la música?
diccionario sin comentarios. XI: zum zum.... zumzum.... zumzumzum zum... ¿y la música?
diccionario sin comentarios. X.b : el trabajo (no está pagado con nada)
diccionario sin comentarios. X.a : el trabajo (embrutece, degrada y envilece)
diccionario sin comentarios. IX.c : (discreto) elogio del blog
diccionario sin comentarios. IX.b : de blogocosas, bitacomundos y otros ombligos
diccionario sin comentarios. IX.a : de blogocosas, bitacomundos y otros ombligos
diccionario sin comentarios. VIII.c : el concepto (es el concepto)
diccionario sin comentarios: poder ser, y saber estar
diccionario sin comentarios. VIII.b : el concepto (es el concepto)
diccionario sin comentarios. VIII.a: el concepto (es el concepto)
diccionario sin comentarios. VII.a. el deporte (mata, cansa y se suda)
diccionario sin comentarios: esperar (sin desespero)
diccionario sin comentarios: de dignidades y orgullos
diccionario sin comentarios (VI). economía doméstica (que no amaestrada)
diccionario sin comentarios: la velocidad de las cosas (son rumooore son rumoooore..)
diccionario sin comentarios: porqué contamos mentiras (tralará)
diccionario sin comentarios: el desencanto (o no somos nada... y yo -no- voy a ser menos)
diccionario sin comentarios. 5.c. el cuerpo humano (revisited)
diccionario sin comentarios. 5.b. el cuerpo humano (menudo invento)
diccionario sin comentarios. 5a. el cuerpo humano (esa piltrafilla)
diccionario sin comentarios: 4.bis. la religión (reloaded, a petición popular)
diccionario sin comentarios: 4. la religión (con la erre que erre)
diccionario sin comentarios. III. el amoooooooor (y eso)
diccionario sin comentarios. II. política (con la p, de pochineli)
diccionario sin comentarios. Ib. comestibles (con la ce)
diccionario sin comentarios. Ia. comestibles (o no)
diccionario sin comentarios: sobre el hecho en si (y el no haber hecho)
diccionario sin comentarios: la costumbre... la mala costumbre, de acostumbrarse...
diccionario sin comentarios: la gente... o si no existiese la gente no me sentiría tan solo
diccionario sin comentarios: el gusto (es mío)
diccionario sin comentarios: crecer... es acumular años (de intenciones)
diccionario sin comentarios: el rencor, o los prejuicios de la memoria
diccionario sin comentarios: el trabajo dignifica (sobretodo a tu jefe)
diccionario sin comentarios: la (silenciosa) conjura de las cosas
diccionario sin comentarios: Internet... o apaga y vamonós (a tomar algo por hay, venga...)
diccionario sin comentarios: aquel singular “nosotros”, tan plural, o de vergüenzas (ajenas) y (propias) amistades
diccionario sin comentarios: minitratado para saber (con)vivir (¿mejor?)
diccionario sin comentarios: consideraciones acerca del dolor
diccionario sin comentarios: individuo (femenino, singular...)
diccionario sin comentarios: la lengua (habla)
diccionario sin comentarios: el humor (es ciego)
diccionario sin comentarios: el momento y el entonces
diccionario sin comentarios: como ser cantautor y no morir en el intento

sincomentarios.net/express

Renau"Usada adecuadamente, la estabilidad, no solo la económica, te ofrece libertad, eres más dueño de tu vida"... Ummm, de acuerdo con M., en parte discrepo -¡siempre esa dichosa "parte maldita"!-... De acuerdo en que la estabilidad economica “garantiza” ciertas necesidades básicas, y te permite disfrutar otras comodidades suplementarias, y por tanto al "poder escoger" cuáles, cuántas y en qué cantidad las disfrutamos, amplía nuestra capacidad de elección, libertad efectiva en definitiva... y tu tranquilidad seguro, como una confortable religión en que creer con los ojos cerrados, independientemente de resultar falsa... Serenidad ante todo, reina la calma... el coste es nuestro esfuerzo, y nuestra fe ciega en ella.

¿Hasta que punto permite o ayuda, y de qué manera la estabilidad limita nuestra libertad?

Las comodidades devienen costumbre cuando no necesidades, cada vez más caras de conseguir y de mantener; las libertades obligaciones, y ya no sabemos, no tenemos dónde elegir, voluntad ni tampoco ganas de hacerlo; olvidamos dónde quedó esa satisfacción, estamos en libertad bajo fianza, y la estabilidad cae tediosamente al suelo por su propio peso en el quinto asalto. La garantía ha caducado, y el seguro no cubre los imprevistos.

¿Dónde esta la felicidad que nos habíamos prometido?... ¿A cuánto va el quilo de estabilidad?... Demasiado cara creo, para lo frágil que resulta.
enlace permanente 23 Oct 2003 por Alfred


Victoria Abril Tenemos que hablar .- Su significado acostumbra a ser precisamente el contrario del que en principio parece contener esta sencilla expresión (“el lenguaje es un error del lenguaje” decía Beckett, “toda palabra una palabra de más” Lautréamont... A veces aún más que eso, o menos que nada en “decir” todo lo contrario de lo que quería expresar, sin pretender ironía). “Tenemos que hablar” realmente quiere decir: teníamos que haber hablado, antes o en algún momento; te digo que ya no tengo nada que contarte, que ya no hablaremos más... o no te dije lo que pretendo ahora, demasiado tarde explicarte... y tampoco va a convencerte (e incluso ya ni me importa pero haciéndolo me siento mejor –esto último tampoco hace falta decirlo, se sobremalentiende... -).

Te quiero como amigo .- No vamos a follar, que lo sepas. De acuerdo; tengo pocos pero buenos amigos, no me hace falta ahora uno más que se plantee de entrada eso, ¿podemos ser amigos, no?... Gracias por la advertencia. A lo mejor llegaremos a serlo, pero ahora casi que no, porqué me gustas, y porqué la verdad, no nos conocemos demasiado para ser “ya” amigos...

Te quiero como amante .- No sé qué quiere decir... Supongo que: “Como amigo... hagámoslo otra vez y mejor te callas...”.

Hoy he soñado... .- ¡Huyan! Nada más soporifero que escuchar el apasionante relato de los sueños ajenos, a no ser que seas psicólogo y cobres por ello, o que el sueño te incluya, como amigo... o aún mejor como amante... (Hoy he soñado con tornados acercandose y rodeando un pueblo semiabandonado, con casas de cartolina... Hemos dejado aparcados –yo y mi circunstancial inconsciente- los sueños de maremotos e inundaciones en lugares elevados... la misma angustia, pero al menos variamos un poco...).
enlace permanente 22 Oct 2003 por Alfred


Normalmente uno se acostumbra a esos elementos que rondan por la casa, léase familia (y otros animales). Porqué ya forman parte del mobiliario, como uno mismo, y porqué a falta de pan por conocer buenas son las tortas de la familia. ¡Qué remedio!, tampoco está tan mal, precisamente porqué ellos siempre “están”, cuando ha hecho falta, cuando no ha habido nadie más; porqué compruebas que ahora toca estar por ellos, y tu también lo estás... Porqué ellos también tienen que aguantar las rarezas de uno, y porque así tu no tienes porqué soportar las de otr@s...

(Después de la boda de la que huí el sabado pasado, mi familia “sanguínea” se reduce a cuatro personas... aún no hemos hecho las pruebas de paternidad ni de adn a los periquitos...)

Si algo mata el cariño, si no tenemos en cuenta a “otros cariños” claro, es la convivencia... “Cuando la pobreza entra por la puerta el amor salta por la ventana” cantaba El último de la fila... y el romanticismo se esfuma por la chimenea de tan quemado que estás por cambiar siempre tu el rollo de papel de váter, bajar la basura o cocinar otra vez, y cada día. Porqué cada día hay que comer, y cada día pues, cocinar (y después fregar); y alguien tiene que cocinar (y también, y después, fregar), pues el amor sólo alimenta tres años; luego llegan las indigestiones, flatulencias, estreñimientos y diarreas. Te conviertes en la sopa boba cuando no en segundo plato recalentado, y el plato de lentejas se enfría en el microondas.

¡Quién diría que estaría por la familia!, precisamente cuando me queda tan poca... ¿“Hacer otra”?, difícil lo veo... Y la gente cada vez más ya tiene bastante, incluso más que suficiente con la suya... Y.. ¡a otra cosa mariposa!
enlace permanente 21 Oct 2003 por Alfred


Si rajase mis ojos con una cuchilla de afeitar
Vomitarían visiones
Que no puedo ver más
Si cerraran mis pupilas
O vaciasen su retina
De recuerdos
No miraría mas
Que hacia dentro

Se me han caido los ojos
En el estomago
Y me veo muy mal

(Me sientan peor
Que una indigestión)

Zurzo mis párpados
Y me dibujo a tientas
Unos ojos de risa
Como un rimel corrido
Después de llorar negro
enlace permanente 20 Oct 2003 por Alfred


7.45... Me dirigo a buscar el coche para acompañar a mi madre, como cada noche... No lo encuentro, como de vez en cuando... Antes acostumbraba a colocar en la nevera un imán de telepizza, recortado con la forma de mi coche y con un alfredito sonriente dibujado dentro, sosteniendo un plano de los alrededores de mi casa para señalar el lugar donde lo había aparcado la última vez que lo dejé... El caso es que como a menudo no me acordaba de señalar la posición, al ir a buscar el coche al lugar donde, tranquilo y confiado me dirigía y se suponía que debería estar, no paraba de llevarme unos sustos que “pa qué”... “¡Me han robau, me han robau!”... Un par de veces llegué incluso a llamar a la urbana, y a caerme la cara de vergüenza al comprobar que donde estaba realmente aparcado era... ¡justo delante de mi portal!... Total, que prefiero dar vueltas como un gilipollas a mi radio de aparcamiento habitual que hacer la típica y ansiosa carrerita de los últimos metros, “¡ay!, que me parece que me lo han robao otra vez”, hasta que intuyes el morro de tu coche, ralentizas tu carrera, respiras hondo... y sonríes como un bobo mirando de reojito, comprobando que nadie haya visto lo ridículo que resultas...

Por donde iba... ¡Ah, sí!... Total que esta vez ha sido una de esas en que no encuentro el coche... ¡Ya estamos otra vez!... Mi mare que empieza a ir tirando sin decir nada... Por fin lo encuentro; en marcha... ¡Pip Piiiiip!, ¡Eeeh!... ¡Uuuuh!... Abro la puerta lateral derecha; paquete de Lucky, mechero, enciendo un cigarro, levanto la cabeza y... Arghhhhhhh... una chica en el asiento de al lado gritando.. ¡Coño que susto!, ya sé que uno tampoco es una maravilla, pero tampoco hay para tanto, leñe... La chica que sale corriendo de la misma manera en que supongo ha venido, o sea: en la misma dirección, sentido contrario, pero no de espaldas (lease, de frente... ¡bonito culo!).... Sube mi madre que sigue con la mirada a la chica, como yo... Me mira, la miro...
...

“¿Quién es esa?”
...
La miramos de nuevo, nos volvemos a mirar...

...
“No sé”
...

“Cómo que...”
...

Me encojo de hombros...
...

“Es guapa” dice
...

“Sí...”
...

“¡Y cómo corre!”
“Pues sí...”

... Llevo a mi madre y paso por el Cafè a dejar unos mails (sí, sí, es lo último: llevar mails en mano...) y de paso a por tabaco... 2,30... Pruebo a encender el coche... Nada... Sin batería, de golpe y porrazo, ¡jódete!... Será del susto... “¿¡Alguien tiene unas pinzaaaas!?... Emm, por quinta vez, y no pienso callar ni bajar de la barra... ¿Alguien tiene unas putas pinzas?”...

... Pues alguien tenía unas boniiiitas pinzas de colores, cables separados, uno rojo, positivo, y uno negro, negativo;... Venga para casa sin parar y raaaassssss....

¡Mierda, otra vez básket!... ¡Menuda suerte tener el pabellón al lado de casa!... Esta vez he tenido que aparcar –después de tres cuartos de hora- en el barrio de al lado... Mira... así se recarga la batería...

....

“¡Oyeeee! –mi pare-... ¿Qué hace el plano de Lleida enganchado en la nevera?”

....
enlace permanente 18 Oct 2003 por Alfred






La web que hice para Ràdio Anfetamina, de Miquel Gistas, Salva Masdeu y otros compañeros de Montblanc (Tarragona), así como la del “Castanyasso Rock 2003”, donde seguro estaremos. Su magnífico programa semanal puede escucharse en streaming con el Real Player. Verdaderas enciclopedias del rock, realmente no se pierden ni una (¡menuda envidia me dais!); cuando no, como en este caso, la montan ellos mismos:



enlace permanente 17 Oct 2003 por Alfred





Hasta los 13-14 años llevé botas ortopédicas; 5 o 6 kilos de ellas en cada pie, y jugaba de portero... ¡Alguien tenía que ocupar esa posición! y claro, mejor tener medio portero que “menos un” delantero siempre en fuera de juego, o un central rompedor (de piernas)... Las competiciones fueron adquiriendo nivel; las coaliciones de calles fueron habituales y eso me condujo al banquillo cuando no a algo peor: me convertí en el seleccionador oficial del Murpanta (coalición de calles Murcia, Panera y Tallada) en los torneos de barriadas locales. Imitaba así a mi padre, un sabio y reconocido entrenador, con el que recorrí los campos de toda Catalunya y aprendí los entresijos del desagradecido mundo del fútbol (de base y regional)... La de veces que salimos por piernas por cometer el craso error de ganar a domicilio en el campo del líder o perder en casa contra el colista, de penalty y en el último minuto. La de quilómetros que recorrimos en autocares destartalados, viendo películas de Fernando Esteso y Andrés Pajares, convertido yo en la mascota del equipo; sentado en los asientos de atrás con porteros zumbados y defensas granujas, riendo, descubriendo esa sencilla filosofía de la vida, del día a día; haciendo palmas y cantando la canciones de Los Chichos...

Las pesadas botas se convirtieron en aparatos ortopédicos, y yo en excepcional guardameta volador, que realizaba increibles “zamoranas” y palomitas en ser desposeido –como en el chiste de la cabina telefónica y del yunque- de tal lastre; y a convertirme en titular indiscutible cuando no en la estrella de mi equipo.

6 meniscos rotos (caso único en el mundo de la medicina deportiva) forzaron mi retirada del mundo del fútbol... o mejor déjalo ya no sea que en lugar de caminar tengas que avanzar rodando.

El fútbol se acabó, la bailarina dejó de danzar, para mi... y yo pasé a ni tan siquiera la suplencia o a calentar más banquillo... No más paradas, vuelos ni fotos, saltos ni aplausos; no más bailes.

“¿Porqué no has venido?, hoy he bailado para ti”, dijo ese día... mientras yo estaba preparándole las maletas... No quise ver como también bailaba para todos los demás. Como en los días siguientes yo sería uno más, del público. No quise ser más, admirador de alguien que no me veía.

No he vuelto a mirar más fútbol, ni televisión casi; he vuelto a bailar, sólo, a mirar otras danzas. El baile continúa, y el fútbol es así, "dicen"... (era el nombre de un diario deportivo que desapareció).

(El final del cuento ya lo sabes Mon)
enlace permanente 16 Oct 2003 por Alfred





Si nada hay más lógico y habitual en una bitácora que buscar tres pies a un gato, a menudo en la vida real el problema es precisamente el contrario: Obcecarnos en encontrar, descubrir y hasta inventar si las anteriores no nos convencen, una explicación para algo que con una simple mirada, una observación “sencilla” -con toda la dificultad que ello a veces conlleva- no nos llevaría ni un minuto.

Si simplificar a menudo nos lleva a un error absoluto, resumir a complicar aún más si cabe la cosa, y hacer abstracción a alejarnos, a veces hasta el infinito del objeto a explicar, en ocasiones, mirar tan solo, puede hacer que consigamos además -excepcional y paradójicamente me a atrevo a decir- ver... Y ver bien como son y están las cosas, estén bien, peor o puede que incluso no tan mal.

Cuando la NASA inicio el lanzamiento de astronautas, descubrieron que los boligrafos no funcionaban con gravedad cero.

Para combatir este problema, los científicos de la NASA, contrataron a la compañía Andersen Consulting (ahora Accenture) como asesores-consultores para estudiar y resolver el problema. Emplearon una década y 100 millones de dolares desarrollando un bolígrafo que escribiese con gravedad cero, hacia arriba y hacia abajo, bajo el agua, en prácticamente cualquier superficie incluido el cristal y en un rango de temperaturas desde bajo cero hasta más de 300ºC...

Los rusos utilizaron un lápiz.

enlace permanente 14 Oct 2003 por Alfred



siguientes   anteriores

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106

Avís legal versió express (+18)

Creative Commons License

Top